20 agosto 2008

Pesadillas Conscientes

Los sonidos del ambiente se vuelven progresivamente nítidos, percibimos lo que ocurre alrededor, el cuerpo empieza a moverse, la conciencia regresa y sabemos que estamos despertando. Pero, ¿les ha pasado alguna vez que se quedan atrapados entre el sueño y la vigilia, en un limbo de desesperación del que no pueden salir? Yo sufro de parálisis durante el sueño con regular frecuencia; una experiencia de pesadilla que a veces parece adentrarse en lo sobrenatural, y que bien amerita una breve referencia.



fuseli_nightmare Se conoce como parálisis del sueño, conciencia durante el sueño o sueño lúcido, a una condición no patológica que suele producirse cuando el individuo está quedándose dormido o despertándose. Ocurre cuando se adquiere conciencia de lo que está ocurriendo  alrededor, en muchos casos el individuo incluso abre los ojos y observa el lugar en el que se acostó, y sin embargo su cuerpo no le obedece.  Cuando dormimos, uno de los mecanismos de defensa del cuerpo es justamente la parálisis, para evitar que nos hagamos daño al "actuar" nuestros sueños; en otras palabras, el cerebro se desconecta del cuerpo. Al parecer uno puede despertarse tan bruscamente que no da tiempo a que el cerebro y el cuerpo vuelvan a conectarse, de modo que la parálisis se mantiene incluso cuando ya se ha recobrado la conciencia. En esos momentos la persona puede sufrir mucho, ya que además de no poder moverse, son frecuentes las alucinaciones: una de las más recurrentes consiste en sentir una presencia extraña y amenazante cerca.  De hecho, se piensa que muchas de las narraciones sobre abducción extraterrestre no son más que episodios de parálisis del sueño, los cuales pueden ser de tal nitidez que se confunden con la realidad.



No todas las personas experimentan parálisis del sueño en sus vidas (un porcentaje del 25 al 40% de la población, el cual que aumenta en los narcolépticos), y de acuerdo con ciertos estudios, los individuos más imaginativos son los más suceptibles de padecer parálisis del sueño y elaborar las alucinaciones. También predisponen los estados de estrés, las alteraciones en los horarios y períodos de sueño, la ingesta de alimentos pesados, las posturas incómodas, entre otros.



En mi experiencia personal, durante la parálisis he creído caminar, bajar las escaleras, llegar a otra habitación... solo para darme cuenta de que en ningún momento abandoné la cama o sofá, y de que no puedo moverme o emitir sonido alguno aunque intente con todas mis fuerzas.  También he tenido la alucinación de la presencia extraña, e incluso he llegado a sentir que una persona coloca sus manos sobre mi boca y nariz, impidiéndome respirar. Pero, definitivamente, lo más angustioso y aterrador de la parálisis es precisamente la incapacidad de realizar movimientos voluntarios y emitir sonidos, hasta el punto en que se siente un agudo dolor en los esforzados músculos que uno lucha por liberar. A veces un episodio sucede a otro de manera continua e intermitente: consigo despertarme completamente pero vuelvo a quedarme dormida e inmediatamente despierto pero con parálisis, y el círculo se repite una y otra vez. Una situación que me aterra sólo al recordarla.



Recomendaciones para quienes sufran parálisis del sueño:

  • Tratar de mantener la calma y respirar profundamente.
  • Comenzar por mover las manos y los párpados para salir de la parálisis.
  • Evitar el desorden en el sueño y las siestas a deshoras.
  • Evitar las posturas incómodas, particularmente dormirse boca arriba.

----------------------------------------------------------


Enlaces:


Salud y Medicinas

El terror de la parálisis del sueño


Cómo lidiar con la parálisis del sueño


----------------------------------------------------------


Etiquetas Blogalaxia : , , ,