18 agosto 2008

Víctimas del libertinaje de prensa

Basta que haya simultaneidad en la información en la prensa, la radio, y la TV para que la gente crea que es la verdad, aunque sea mentira. Esto pasó en la Guerra del Golfo, en la de Kosovo y en otras. El hombre común no tiene elementos para distinguir". -Ignacio Romanet

La absoluta libertad de emitir ideas, no significa consentir la impunidad de las ofensas a la moral, al orden público y a los derechos de terceros. -Analía Hebe

Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso sumamos que los diarios no dicen la mitad de lo que pasa, resulta que los diarios no existen. -Quino

Sabemos que el poder de los medios de comunicación en nuestro tiempo es desmedido: aquello que se difunde por televisión, radio o periódicos, suele considerarse verdadero sin ulteriores reflexiones, por parte de la mayoría de los receptores. La ética periodística adquiere entonces una relevancia inusitada, puesto que lo que se dice de una persona, de manera pública y a través de cualquier medio de comunicación, puede afectar irreversiblemente su reputación y su futuro en la sociedad.

Uno de los grandes enfrentamientos que tienen lugar en el derecho procesal penal, es el de los manejos mediáticos frente a la justicia. Los medios de comunicación suelen tomar partido -cuando su deber es únicamente informar-, condenando a los individuos mucho antes de producirse la sentencia formal, con lo que además de violentar el derecho fundamental a la presunción de inocencia, condicionan las decisiones del juez, quien teme la reacción de una opinión pública ya encauzada por los medios.

newspaper1Nadie discute la utilidad de la moderna tecnología de las comunicaciones, siempre y cuando éstas se manejen de manera transparente y veraz; pero la mayoría de medios de comunicación son propiedad de poderosos empresarios cuyo principal interés, por una parte es generar más utilidades económicas, y por otra, mantener el estado de las cosas, de tal manera que esta ganancia pueda seguirse produciendo. Como consecuencia lógica, la información que se publica -o que se omite- responde a intereses creados y casi siempre es necesario acudir al periodismo independiente, a la contrainformación y a las fuentes alternativas, para ver con claridad el panorama.

Así las cosas, es obvio que de los procedimientos mediáticos hayan resultado muchas víctimas. Un ejemplo de este público atropello de los derechos humanos, es el caso del ex magistrado de la Corte Suprema, Dr. Olmedo Bermeo Idrovo, acusado del supuesto delito de enriquecimiento ilícito -figura penal que, dicho sea de paso es un tipo residual cuyos elementos constitutivos no resultan nada claros-, caso que ha sido objeto de una continua persecución por parte de entidades como Diario El Comercio, uno de los más cuestionados por el Observatorio de Medios.

Por cinco años se ha prolongado el insostenible juicio contra el ex magistrado, cuya prosperidad económica databa de mucho antes de iniciar sus funciones en la Corte Suprema de Justicia. Las publicaciones abundan en comentarios y exageraciones sobre las pruebas de cargo y poco o nada dicen sobre las de descargo, habiendo sido estas últimas presentadas de manera incontrovertible ante el tribunal penal, con lo que se evidenció de manera técnica y jurídica la inexistencia del supuesto delito.

Dar pie atrás resultaría desastroso para un medio de aparente credibilidad, por lo que es necesario continuar con el montaje aunque ello implique violación de los principios del debido proceso y de los derechos fundamentales. En efecto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos está estudiando el caso. Busquemos otras fuentes de información y pongamos siempre en duda lo que los medios difunden. No podemos permitir que se manipule la imagen de un ser humano a capricho de intereses económicos y políticos, utilizando como herramientas a los medios de comunicación y a la propia administración de justicia. Mañana podría ser yo, podría ser cualquiera de nosotros.

----------------------------------

Enlaces:

Bermeo Idrovo: blog de contrainformación sobre el Caso Bermeo.

Observatorio de Medios: iniciativa en favor de las víctimas de la prensa

----------------------------------

Lee también:

Libertad de prensa: otro parapeto de los oligopolios

Televisión ecuatoriana: confundiendo a la audiencia

Libertinaje de prensa: atropellando los derechos humanos

Blogalaxia: