08 marzo 2010

Poliamor: amar a muchos sin engañar a nadie

Hoy en día se conoce como "poliamor" a aquella práctica en que una persona mantiene simultáneamente relaciones románticas -sexuales o no- con varios individuos, contando con el consentimiento pleno de todos ellos, no existe engaño, y por eso se habla de "fidelidad" para con todos los amores. El término comenzó a usarse en la década de los 60, en EE.UU.  Lo esencial aquí es la naturaleza estable de las relaciones, por lo que el término no se aplica a los encuentros casuales, swinging, orgías u otras formas de promiscuidad.  También es común el uso de la expresión "relación abierta" para referirse a una forma posible de poliamor.

En el mundo animal la monogamia se entiende como exclusividad sexual, mientras que entre los humanos el término tiene una connotación moral enfatizada por la institución del matrimonio, que en occidente no considera aceptable la relación amorosa con más de una pareja a la vez, por razones económicas, morales y religiosas.  Aunque la naturalidad de la monogamia en la especie humana se sigue discutiendo, pues algunos biólogos la consideran una conducta necesaria para la perpetuación de la especie, lo más probable es que se trate de un comportamiento aprendido, que se encuentra presente en poquísimas especies animales (apenas alrededor de un 5% de los mamíferos son monógamos).  

Los poliamorosos -personas que practican el poliamor- sostienen que la monogamia conlleva varios aspectos negativos como la traición, los celos, la manipulación, la posesividad.  Cosas que no serían necesarias si la apertura mental de los involucrados les permitiera aceptar que es posible construir varias relaciones profundas y duraderas, tomando decisiones consensuadas, en lugar de una relación exclusiva.  En otras palabras, la poliamoría sería una forma más "evolucionada" de entender las relaciones románticas, dejando atrás dogmas impuestos por las religiones y la sociedad.  De hecho, la "monogamia serial" es decir, tener varias parejas pero no a la vez, sino una tras otra, es una práctica aceptada en la sociedad y legitimada por el divorcio, que prueba la naturaleza promiscua del hombre.

Los poliamorosos  distinguen algunas ventajas en este tipo de relación:

  • Es una práctica que respeta la verdadera naturaleza humana.
  • Se conserva la integridad ética, al no existir mentiras.
  • Los celos, que son producto del miedo y la inseguridad, están ausentes.
  • Si una sola persona no puede satisfacer las necesidades de su pareja, su otro amante puede hacerlo, llenando el vacío.
  • No es necesario abandonar a la pareja actual ante el surgimiento de un nuevo romance.  El divorcio pierde razón de ser.
  • El sentimiento de culpa por lo pecaminoso de las relaciones sexuales desaparece.  El sexo se disfruta sin tabúes pero con seguridad.
Si bien no existen "reglas"en las relaciones poliamorosas, es frecuente un esquema jerárquico, en que una de las parejas es la principal y tiene ciertos privilegios que las secundarias no disfrutan, como la convivencia, el manejo de un capital conjunto, el cuidado de los hijos, etc.  Este esquema es el que presenta el matrimonio poligámico de la serie "Big Love" de HBO.

En nuestro medio, la pareja monogámica como núcleo familiar y social es todavía un concepto arraigado con fuerza no sólo en la mentalidad de los ciudadanos, sino en las leyes e instituciones comunitarias.  Personalmente, aunque en principio comprendo la idea de asumir la naturalidad de las relaciones abiertas, encuentro complicado integrar esta visión a mi sistema de principios, seguramente por esa gran carga ideológica suministrada por una vida entera aprendiendo a admirar y desear la exclusividad en las relaciones de pareja. ¿Ustedes qué piensan?

Por cierto, una imagen en el lado más amable del asunto ;)



Enlaces:
www.poliamoria.com
Poliamor, qué es, qué no es