03 diciembre 2008

Citas: Jean Paul Sartre

sartre583
Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad.
 
Existo. Es algo tan dulce, tan dulce, tan lento. Y leve; como si se mantuviera solo en el aire. Se mueve. Por todas partes, roces que caen y se desvanecen. Muy suave, muy suave.
 
Ningún hombre es igual a otro. Ni mejor ni peor, es otro. Y si dos están de acuerdo alguna vez, es por un malentendido.
 
Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es.
 
No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro.
 
sartre
 
Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren.
 
Lo importante no es lo que han hecho de nosotros, sino lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros.
 
El infierno son los otros.
 
Los hombres son como los dados, se lanzan al destino.
 
Querer a alguien es una hazaña, se necesita energía, generosidad, ceguera, hasta hay un momento, un principio mismo en que es preciso saltar un precipicio, si uno reflexiona, no lo hará.
 
Aquello que cada uno de nosotros es, en cada momento de su vida, es la suma de sus elecciones previas. El hombre es lo que decide ser.