22 mayo 2010

Aprende a interpretar el lenguaje canino

En verdad muchos entendidos prefieren no utilizar el término "lenguaje" pues no ha sido posible aún comprobar que los perros efectivamente puedan valerse de uno; se prefiere "posturas corporales".  De cualquier manera, no es difícil, poniendo un poco de atención, darse cuenta de cuál es el estado anímico de un perro, leyendo las actitudes que adopta.  Es muy útil enseñar esto a los niños para prevenir accidentes lamentables; recordemos que los perros, -como todos los animales, incluso humanos- se defienden cuando se sienten amenazados o tensos.  En esos casos es mejor quedarse quieto, actuar "como un árbol", demostrar que no somos un peligro y dejar tranquilo al animalito.  Así evitaremos posibles mordidas y ayudaremos a las personas a entender que los perros no son monstruos, o incluso "asesinos" como se ha querido catalogar a ciertas razas caninas de temperamento complejo.

En el vídeo que les dejo a continuación, incluido en el interesante artículo "Reading your dog" verán claramente qué nos están diciendo los perros, por ejemplo:
  • - Cuando tienen la mandíbula relajada y la lengua suelta: están felices y divirtiéndose.
  • - Cuando tienen los labios tensos y la mandíbula apretada: están estresados y tienen miedo.
  • - Cuando menean enérgicamente la cola: están contentos y quieren jugar.
  • - Cuando tienen la cola tensa, en alto: están enojados y alertas.
  • - Cuando tienen la cola entre las piernas: están preocupados y se sienten en peligro.
  • - Las orejas abiertas lateralmente o caídas hacia atrás: están ansiosos.
  • - Las patas delanteras flexionadas y la retaguardia levantada: quieren jugar.
  • - Cuando se les puede ver lo blanco de los ojos (ojos de media luna): no quieren ser molestados, podrían atacar. 
  • - Si bostezan continuamente: mucha ansiedad.