13 enero 2013

¿Vale la pena Netflix en Latinoamérica?



Netflix es un servicio de televisión a través de Internet. Con Netflix se pueden ver, por streaming, series de televisión, películas, documentales, dibujos animados y más, de forma ilimitada. El servicio está disponible en el Ecuador y en varios países de Latinoamérica desde hace poco más de un año, aunque el comentario generalizado ha sido que la selección de programas es modesta, especialmente si se la compara con la selección disponible en los Estados Unidos. A pesar de ello, considero que Netflix es un servicio que proporciona muchas ventajas a un precio módico. Veamos:

  1. Costo del Servicio: 7,99 USD mensuales. A esto debemos sumarle el impuesto a la salida de capitales, que asciende a unos 0,30 centavos.
  2. Cómo contratarlo: Es necesaria una tarjeta de crédito internacional. El primer mes será gratuito, pero para activar el servicio hay que ingresar los datos de la tarjeta de crédito desde el inicio. Luego del primer mes se puede cancelar el servicio, de lo contrario, empezará a debitarse el valor automáticamente.
  3. Dispositivos para visualizar: Se pueden ver los programas en el computador de escritorio o portátil, pero las opciones más populares son las Smart Tv y las aplicaciones para dispositivos móviles como iPhone y iPad, teléfonos y tablets Android, PlayStation, entre otros. En nuestro caso utilizamos una Mini PC Android conectada al televisor LED de 42'. Es una opción económica para tornar un televisor normal en Smart TV y las películas se ven fantásticas en una pantalla grande. Hay otros receptores digitales multimedia como Apple TV, y también en marcas populares en el mercado como Sony y LG.
  4. Velocidad de conexión: Mi experiencia es con una conexión más bien económica de 2.8 mb a través de la cual los programas se ven fluidamente, sin interrupciones ni buffering.
  5. Ventajas:
  • Los servicios de televisión por cable o satélite son mucho más costosos que Netflix. Algunos dirán que la cantidad de canales y la variedad de programación no se comparan, pero vale la pena preguntarnos cuánto tiempo realmente le dedicamos a ver televisión. Muy difícil hacerlo diariamente si trabajamos a tiempo completo, con lo que pagar sumas que rodean los 50 USD por un servicio que no se va a aprovechar al máximo, no tiene sentido.
  • Se puede ver la película que uno escoja en el momento que uno escoja y el servicio es totalmente legal y de verdad sin comerciales No hay que esperar el momento preciso en que está al aire el programa que queremos ver. Las series y películas están ahí para cuando tengamos tiempo de verlas y podemos pausar los videos como en cualquier reproductor. Claro, esto existe también en los servicios Pay per View de televisión pagada, pero nuevamente, el precio es mucho más alto.
  • Ahorro de espacio: esto puede no parecer tan importante, pero en nuestra experiencia, viviendo en un departamento pequeño y con un infante, no sobra espacio para guardar las cajas de discos DVD y BluRay que habíamos estado acumulando desde hace tiempo. Y en Netflix, uno puede volver a ver cualquier programa en el momento que quiera.
  • Movilidad: podemos acceder a nuestra cuenta desde cualquier lugar, no es necesario estar frente al televisor; podemos mirar nuestros programas en tabletas, laptops e incluso teléfonos.
  • El asunto más cuestionado: la selección de películas. Por razones comprensibles de pago de derechos de autor, no encontraremos películas novísimas. No vamos a ver estrenos en Netflix, pero eso tampoco sucede en la televisión por cable; para ver estrenos hay que ir a los cines. Encontraremos películas razonablemente nuevas y también clásicos del cine antiguo y contemporáneo, que nunca pierden vigencia, así como filmes independientes. En mi opinión personal es una selección muy decente, muy aprovechable, y muy económica.
  • Lo mismo aplica para las series: no encontraremos las más nuevas pero sí están algunas muy populares como Breaking Bad, 24, The Walking Dead (temporadas anteriores), Dexter, Criminal Minds entre otras, incluyendo "clásicas" como Lost o The Tudors. También hay una selección de series latinoamericanas y telenovelas. Finalmente, también hay series para niños entre las que encontramos Dora the Explorer, Curious George, Thomas the Tank Engine, Bob the Builder y más. Varias tienen la opción para cambiar el audio y los subtítulos aunque lo más común es que estén dobladas al español.
  • Finalmente, una pequeña opción que en particular nos gusta, es que el sistema recomienda series, películas y documentales, basándose en la calificación de estrellas que se les ha ido dando a los programas vistos. Así se pueden descubrir verdaderas joyas.

Mi conclusión es: sí, definitivamente el servicio vale la pena.

Nota: este NO es un post patrocinado, se trata de apreciaciones sinceras que consideré oportuno compartir.