11 agosto 2008

All Apologies

apología.

(Del lat. apologĭa, y este del gr. ἀπολογία).

1. f. Discurso de palabra o por escrito, en defensa o alabanza de alguien o algo. RAE

apology.

/ə'pɑ:lədʒi /|| /ə'pɒlədʒi/ sustantivo (pl -gies) (often pl) disculpa f; please accept my apologies le ruego me disculpe. Wordreference.



Es parte de la naturaleza humana el querer justificar las propias acciones y actitudes ante los semejantes. Todos buscamos alcanzar el éxito, ser admirados, tener la razón y convertirnos en modelos a seguir. Nuestro poderoso instinto de supervivencia manda que busquemos posicionarnos en una jerarquía ventajosa dentro de la estructura social, tal como sucede en algunos grupos de primates.

Sin embargo, el peculiar género humano también se ha caracterizado por comportamientos que sobrepasan al instinto, afinando y estilizando conductas en principio irreflexivas, cuando se pasa, por ejemplo, de la mera actividad de perpetuación de la especie al erotismo, o la simple acción de comer para sobrevivir, a la gastronomía. Naturalmente, habrá quien, como Rousseau, crea que el ser humano es bueno por naturaleza, pero en general parece más evidente eso de que originalmente "el hombre es lobo del hombre" y a través de la reflexión y los acuerdos, va consiguiendo reglamentar la convivencia en comunidad, moderando sus primitivas pulsiones. Así también, el precario instinto de dominación parece haber ido cediendo ante un concepto seguramente ajeno a la naturaleza: la humildad.

small

En el cristianismo y otras religiones, y especialmente en los sistemas filosóficos orientales, la sencillez o humildad es una virtud elogiable, mientras que en el pensamiento occidental, como es el caso de los grandes filósofos griegos y también de Nietzsche, es más frecuente que se considere una debilidad, ya que no permite la afirmación sólida del ser o equivale a una "moral de esclavos". Quizá sea este principio, arraigado en el inconsciente colectivo de varias generaciones, la causa de una profunda tendencia a la "apología de uno mismo" que puede evidenciarse en muchos de los debates generados en torno a blogs, redes sociales, perfiles dinámicos y tantas otras facilidades interactivas que la Web 2.0 ha convertido en características sine qua non del Internet.



El problema aparece cuando el individuo lleva su necesidad de auto justificación hasta los extremos y propicia la aparición de conflictos interpersonales -tanto en la vida real cuanto en la red- ya que para defenderse se vale de una sobrevaloración de sus propias posturas, hasta creer que sus criterios tienen valor absoluto, universal e irrebatible, con la consecuente minimización de las ideas ajenas y una total falta de receptividad hacia los conceptos que le son extraños. Pero detrás de esta exagerada afirmación del ego, parecen esconderse siempre algunos complejos y temores frente a los cuales la arrogancia y la agresividad funcionan como escudos: quien miente seguramente se siente insatisfecho frente a su realidad y quien insulta en el fondo es presa del profundo miedo de ser aquello que pretende odiar.



La humildad, sin confundirla con la humillación, es una actitud vital que, al basarse en el reconocimiento de las propias limitaciones e insuficiencias, permite crecer, va de la mano con la tolerancia y por ello da paso a una mayor cantidad de conocimientos. Por el contrario, una actitud pedante llega a ser una muralla cerrada ante todo lo que pueda parecer diferente, y responde siempre con la inútil crítica destructiva, rechazando toda posibilidad de guía o de rectificación.

Cuánto bien nos haría a todos abandonar por un momento esa adicción al discurso de auto disculpa -coincidiendo aquí con la acepción inglesa de apology-, a la continua alabanza de uno mismo; y aceptar la propia mediocridad, admitir los errores, escuchar a los demás incluso cuando en principio sus opiniones nos puedan parecer absurdas... en suma, aprender a olvidarnos del ego por un momento.



-----------------


Enlaces:

La humildad - Proyecto PV

Aproximación a la humildad - Sappiens.com


-----------------


P.S. Gracias al Marco por la inspiración para el título del post, tomado de una canción de Nirvana :)