25 junio 2008

Las postales de los íntimos secretos

Leo las esquelas fúnebres todos los días para recordar mi propia mortalidad


PostSecret es uno de esos conceptos que se conocen y se recuerdan. Resulta exquisito descubrir la belleza de los pensamientos latentes, la belleza de lo que no se dice: lo que se disfraza para vivir a tono con los parámetros de lo correcto o para alejar de uno mismo el dolor a través de la negación. Las letras impresas adquieren una estética casi plástica al grabarse junto a sugerentes, pero también cotidianas imágenes, en postales únicas, íntimas, esencialmente humanas. Estos no son diseños profesionales ni obras de artistas plásticos. Son sólo testimonios auténticos de personas que se mantienen vivas.


La mujer policía que investigó mi caso de violación me dijo que no iba a ganar el juicio
porque no había gritado lo bastante fuerte durante el ataque



También es posible reivindicar lo que se quiere olvidar.